¿Qué es Computación en la Nube?

  • "Computación en la nube", también conocido como Cloud Computing, es un término de marketing maravilloso, pero no hace justicia a la realidad y a las ventajas del día a día que gozan las empresas que se mueven a la nube. La computación en la nube no es una ciber-realidad etérea ubicada en el hiperespacio. En efecto, la Computación en la Nube es lo que las empresas hacen cuando almacenan, gestionan y procesan los datos a través de una red de servidores remotos alojados en Internet, en lugar de en su servidor local (esto se llama Computación en Sitio). La computación en la nube permite el acceso ubicuo a través de la red te internet en tiempo real a un conjunto compartido de recursos informáticos.
  • Las soluciones de computación en la nube y el hospedaje en la nube (o "almacenamiento") ofrecen a los usuarios la capacidad de almacenar y procesar sus datos en los centros de datos de terceros. Las ventajas para una entidad corporativa son obvias, dado el uso compartido de los recursos ayuda a alcanzar economías de escala, similar al caso de los servicios públicos (como la red eléctrica). Además, las empresas que alojan sus datos en la nube son más flexibles y pueden reaccionar más rápidamente a los cambios en la economía o en el mercado competitivo, ya que no están limitados por el tamaño y la capacidad de sus propios servidores y personal de TI.
  • La computación en nube ("la nube") se centra en la maximización de la eficacia de los recursos compartidos. Los recursos de la nube suelen ser no sólo compartidos por varios usuarios, pero también se reasignan dinámicamente de acuerdo a la demanda. Por ejemplo, una empresa internacional puede tener una estrategia de "Follow the Sun" – (modelo de estrategia que busca proveer un servicio superior al cliente en cualquier momento y en cualquier lugar del mundo) -, de forma tal que puede servir a los usuarios europeos en horario de oficina de Europa con una aplicación específica, y puede entonces reasignar los mismos recursos para atender a los usuarios de América Latina durante el horario comercial de América Latina con diferentes aplicaciones. Este enfoque maximiza el uso de las capacidades de cálculo informático, y esto no sólo tiene ventajas comerciales, sino también ventajas ambientales, ya que las mismas capacidades informáticas, espacio, etc., se pueden utilizar para diferentes funciones. También hay múltiples ventajas financieras para la empresa.
  • Por ejemplo, con la computación en la nube, varios usuarios pueden tener acceso a un único servidor para recuperar y actualizar los datos sin necesidad de adquirir licencias para diferentes aplicaciones.
  • Otro factor que contribuye a la ventaja financiera de "ir a la nube" es que, desde un punto de vista contable, la corporación se aleja de un modelo de Inversiones de Capital tradicional para pasar a usar el modelo de Gasto Operativo utilizando una infraestructura de nube compartida con términos de pago por uso de recursos – (pay-as-you-go). Además, la empresa no tiene que comprar de antemano la infraestructura requerida para los años futuros, pero puede escalar (ampliar la capacidad) de la “Nube” a medida que evoluciona y crece. Esto permite una mejor asignación de los recursos financieros, que ahora están sin ataduras y pueden ser utilizados para otros fines (por ejemplo, para Investigación y Desarrollo).

Por: Moira Tamayo, Calitech.net