¿Qué es la buena gestión de nube?

Las organizaciones que toman la decisión de "irse a la nube" con Azure u otra solución de hospedaje pueden pensar que el trabajo termina cuando los datos y las aplicaciones se han trasladado y almacenado. De hecho, la buena gestión de nube (también llamada Servicios Administrados o Nube Administrada) es necesaria para ejercer control administrativo en nubes públicas, privadas o híbridas. Una estrategia de gestión de nube sólida permite a los usuarios mantener el control sobre estos entornos dinámicos y escalables.

Una buena empresa de servicios de nube administrada ayuda a las organizaciones que han decidido ir a la nube de diferentes maneras. Se reduce la carga administrativa ya que la organización ya no tiene que emplear a personas exclusivamente para gestionar y mantener su nube. Se garantiza una alta disponibilidad y continuidad para que la organización siempre cumpla sus niveles de servicio prometidos. Y ayuda a ganar flexibilidad, lo que a veces es difícil de lograr en entornos grandes de proveedores de hospedaje. Y si la organización opta por un enfoque híbrido, se ejecuta una transición sin problemas.

Lo más importante para recordar es que la buena gestión de nube permite al personal de TI de la organización centrarse en tareas más estratégicas, tales como promover innovación, y también provee a la alta dirección de la organización la tranquilidad necesaria para seguir creciendo la empresa.