¿Es la Computación en Nube una promesa vacía?

Hace unas semanas, The Wall Street Journal publicó un artículo en su sección de tecnología titulado "Las Promesas de Computación en la Nube se quedan cortas”. Los autores del artículo señalaron que, si bien el uso de la computación en nube está aumentando hasta el punto de que la integración de nube se ha convertido en una parte importante del rol de un ejecutivo de la información, la promesa de la reducción de costos a través de la nube no siempre se convierte en realidad. La razón principal de esto es que algunos proveedores de servicios de software venden paquetes de aplicaciones, de manera que los clientes terminan pagando por servicios que no necesitan. Esto también es cierto en el mundo del hospedaje en la nube. Por ejemplo, algunos proveedores ofrecen paquetes preenvasados que obligan a los clientes finales a comprometerse con más capacidad de almacenamiento, o más servicios innecesarios. Por ejemplo, una empresa con necesidades de almacenamiento con fluctuación estacional puede ser obligada a comprar suficiente almacenamiento para su temporada alta, incluso si esa capacidad no se utiliza la mayor parte del año. Además, algunos proveedores de hospedaje en la nube pueden exigir que sus clientes firmen un acuerdo de varios años, por lo que es muy difícil salir del contrato sin pérdida económica considerable.

Por lo tanto, si usted quiere asegurarse de que la reducción de costos prometida al mudarse a la nube se convierte en una realidad, asegúrese de hacerle dos preguntas a su proveedor de nube: 1) ¿Cuándo puedo retirarme de este acuerdo si no estoy satisfecho?, y 2) ¿Tendré que comprar capacidad adicional ahora (aunque todavía no la necesito) con el fin de tener suficiente espacio de almacenamiento en el futuro? Si estas dos preguntas son respondidas a su entera satisfacción, usted podría realizar importantes ahorros de costos al almacenar sus datos y aplicaciones en la nube.